O Caminho para a Vida Eterna - Solamente ministraba un hombre en el Lugar Santísimo y sobre ese estaba escrito el Nombre de Dios.

Solamente ministraba un hombre en el Lugar Santísimo y sobre ese estaba escrito el Nombre de Dios.

Y David quizás pensó, y sus generales y capitanes pensaron: “Ya estamos en tiempos modernos, por lo tanto podemos hacer un cambio”. Pero Dios no aceptó ...

Solamente ministraba un hombre en el Lugar Santísimo y sobre ese estaba escrito el Nombre de Dios.
Eu, Jesus, enviei o meu anjo para dar a vocês este testemunho concernente às igrejas. Eu sou a Raiz e o Descendente de Davi, e a resplandecente Estrela da Manhã". Apocalipse 22:16